Cambio de hora – de calendario – El tiempo no existe, solo es, una forma más de organizarse.

El tiempo, no existe, solo es una forma más de organizarse.

El tiempo no existe, solo es una forma más de organizarse.

Deberíamos de tomar conciencia, de que el “tiempo lineal”  (los 12 meses que componen, un año de 365 días)  tal y como lo conocemos, no existe, simplemente es una forma más de organizarse. De esta manera, han conseguido desvincularnos, de los “ritmos biológicos   del universo. Consiguiendo así, “desequilibrarnos” con otra herramienta más, “el tiempo” a través de cambios constantes de hora (mediante el ajuste del reloj, en los dos equinoccios del año) o bien, a través de varios cambios de calendarios (a lo largo de la historia de la humanidad).

Debemos tomar conciencia de que, si nos movemos por ritmos equivocados, si nos focalizamos en el “tiempo incorrecto”, permanecemos atrapados solo en el “tiempo físico , material. Es ahí donde radica el problema, este surge a raíz de que nosotros, somos algo más que físico y materia, somos seres de Luz. Es por esta sencilla razón, por la que quedamos “al margen” del mundo espiritual, encontrándonos des-acompasados, con la vibración y ritmo del universo.

Por tanto, el calendario de 12 meses, el tiempo lineal, es un “tiempo incorrecto”, diseñado para separar nuestras dos naturalezas, la física de la espiritual, consiguiendo de esta forma, que seamos un puzzle incompleto. Es de esta manera, que nos mantenemos evolucióncondenados exclusivamente a la “evolución” a los instintos, a la satisfacción de los sentidos. Eliminando así, una opción a la que todos deberíamos de optar, por “merecimiento propio” , sin duda me refiero a la “elevación”, que es la que nos ayuda a alcanzar la “iluminación” del alma. Es éste, el paso que nos falta para despertar la conciencia real de quienes somos, a donde Elevación del almavamos y de donde venimos, eternas preguntas existenciales que se nos plantean desde la noche de los tiempos.

Es así, con plena conciencia de quienes somos, como conseguiremos dicha iluminación. Avanzando, porque no, como una civilización consciente y equilibrada, dejando atrás por fin, siglos de barbaries siempre en beneficio de los mismos intereses e interesados. A los que solo les compensa, que nos focalicemos en nuestros instintos, manteniendonos atados a nuestra parte animal, alejándonos cada vez más de nuestra espiritualidad.

El Tzolkin, calendario sagrado Maya, parece un buen método para re-conectarnos al “tiempo natural”. El tiempo pre-existe, y nosotros estamos “codificados” con sus ciclos naturales. Todos somos poseedores de un código, con un ciclo Calendario Maya. Tzolkinnatural de 28 días. Las mujeres contamos con una manifestación más que obvia de dicho ciclo, pero los hombres también lo poseen, manifestándose como un ciclo bioritmico emocional de 28 días. Así, si dividiéramos el año solar o año trópico, en porciones de 28 días, obtendríamos 13 lunas, más 1 día extra. Cada día de la semana  correspondería con un chacra (centros energéticos del cuerpo) que nos ayudan a encontrarnos en sintonia y a armonizarnos, gracias a la información que nos llega a través del universo, en forma de  plasma y a través de  las chacrasresonancias Shuman.

El Plasma, son partículas cargadas electricamente, que activan nuestro campo electro-magnético. Siendo las resonancias Shuman digamos que,  “paquetes de datos” que contienen información directa del entorno que nos rodea. Esta información nos armoniza con nuestro planeta y nuestro universo, para una correcta “sublimación ” del alma, acompasandonos así con sus ritmos y palpitos naturales.

Movimiento de traslación.A nivel geológico y astrofísico , es el movimiento de traslación  alrededor del sol en su movimiento elíptico,  el que determina la duración de un año en el planeta tierra, al igual que pasa con otros planetas de nuestro universo(todos a velocidades diferentes).

En la tierra, concretamente, tarda 365 días, 6 horas y 9 min, en realizar este recorrido. Dado que un año consta de 365 días, las horas y minutos restantes se van acumulando de manera, que cada cuatro años (6 x 4= 24) se añade un día al mes de febrero, siendo bisiesto, 1 de cada 4 años. Sin embargo a lo largo de todas las civilizaciones, nunca han terminado en ponerse de acuerdo con la cantidad de meses exactos que ha de tener un año, sin que sobren algunas horas.

Debemos asumir, que nuestra cruda realidad es, que siempre hemos estado condicionados, evolutivamente hablando, a los “caprichos” de aquellos que han dirigido el destino de la sociedad.

Fue Julio Cesar, a nivel civil y político  el que por intereses recaudatorios permitía en muchas ocasiones, que los funcionarios romanosjulio cesar “abusaran” acomodando el calendario a su capricho, alargando las magistraturas con el consiguiente desajuste tanto del calendario como de la población civil. Fueron también los romanos, los creadores del censo, realizando una labor titanica de censar a toda la población, eso si, con fines recaudatorios por medio de impuestos, creando así el “Calendo”, libro en el que se registraban deudas y pagos. Por lo tanto, esta claro que para los gobernantes “el tiempo, es oro” y lo manejan a su antojo por dinero y poder.

El monje Dionisio Exiguo, a nivel religioso, fue quien empezó a introducir un calendario cristiano. Afirmaba Catolicismoque el sábado 25 de diciembre del año 753 auc, hasta el sábado 1 de enero, del año siguiente 754 auc, era el comienzo del primer año, tras el nacimiento del Mesías  Sin embargo, Dionisio cometió un error al no incluir el “año cero”, el cual debería situarse entre, el año 1 aC y el 1 dC, cometió ese error dos veces, porque también olvido incluir en sus cuentas el “siglo cero”, que tampoco existe.

De esta manera, el siglo I ( comienza  el 1 de enero del año 1, hasta el 31 del 12 del año 101) el siglo II ( va desde el 1 del 1 del ano 101, terminando el 31 del 12 del año 200). Si continuáramos sucesivamente, veríamos que el siglo XX (comenzó el 1 del 1 del 1901, terminando el 31 del 12 del año 2000). si siguiéramos con el siglo XXI ( este comenzó el 1 del 1 del 2001, terminando el 31 del 12 del 2100). Es por esta razón por la que todos los años del siglo XX (salvo el 2000) comienzan con los dígitos 19_ _, todos los años del siglo XIX (salvo el 1900) comienzan con los dígitos 18_ _. Así, todo este desajuste es derivado de la inexistencia del año y del siglo cero.

Fue Constantino I emperador romano, quien convoco el concilio de Nicea en el año 325, decretando cuando debía celebrarse la Pascua de resurrección del Señor en todo el mundo Cristiano. Siendo esta, el domingo después de la luna llena (plenilunio) siguiente al equinoccio de primavera, intentando que este, no coincidiera con la pascua judía. Decidió que la fecha, fuera re-calculada en Alejandria, que era el principal centro astronómico del mundo, por aquel entonces. La complicación más grande que se encontraron al re-calcular el calendario, se debió a la diferencia entre el verdadero “año astronómico” y el calendario Juliano, entonces en uso.calendario Gregoriano

El Calendario Gregoriano, originario de Europa, es el utilizado de manera oficial, en casi todo el mundo, sustituyendo al anterior (calendario Juliano) que desde su implantación en el año 46 aC se fue adaptando a los países europeos y sus colonias, hasta la implantación de la conocida Reforma Gregoriana, impuesta por el Papa Gregorio XIII en 1582, naciendo de la necesidad de concretar la mencionada fecha de la Pascua, ya que parece haber un “desfase” ya, desde los acuerdos tomados en los concilios de Trento y de Nicea, fijando también el momento astral de las demás fiestas religiosas.

Podemos apreciar, de esta manera, que se le da mayor importancia, a la regularidad del calendario litúrgico  realizando las pertinentes correcciones en el civil (juliano) adecuandolo, al año Trópico (solar).

Cambio de horaEn cuanto al “Cambio horario”  (adelantar o retrasar el reloj), se realiza cada equinoccio  en otoño y primavera. Medida que se lleva a cabo en 70 países en todo el mundo, siendo Japón el único país industrializado, que aún no se ha adaptado a esta normativa.  Este cambio de horario tiene como fin, reducir el consumo global de energía  haciendo coincidir el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz.

La primera vez que se opto por esta medida, fue en la Primera Guerra Mundial con el fin de ahorrar combustible, repitiéndose esta situación en 1973, durante la crisis del petroleo, durante la cual la mayoría de países industrializados adoptaron la misma medida para afrontar la situación. España, viene tomando esta decisión desde 1974.Sucesion de Fibonacci.

En un principio (mas de siglo y medio), cada pueblo y ciudad, se regían por cada hora local u hora solar media. Y es que no tenia mucha importancia, ya que las informaciones  y transporte de personas era a una velocidad mas bien lenta,dando exactamente lo mismo unos minutos de diferencia. Fue entonces cuando surgió el tren y con él, los horarios de ferrocarril  requiriéndose ahora si, cierta coordinación temporal, siendo más que necesaria con la aparición del telégrafo la uniformación temporal.

De manera que, para poder ordenar el tiempo como vemos, se hace siempre, en base a ciertas “conveniencias”  geo-económicas o, a causa de las “fronteras” políticas.  Por tanto, se dividió el globo del planeta tierra, en 24 husos horarios. La separación de cada huso, es de 15 grados de longitud, comenzando desde el meridiano de Greenwich o meridiano husos horarios“cero”. Así, todos los husos horarios se definen en relación al Tiempo Universal Coordinado (UTC) , el huso centrado sobre el meridiano de Greenwich.

Puesto que la tierra gira de Oeste a Este, al pasar de un huso a otro en dirección Este, hay que sumar una hora. Por el contrario para pasar de Este a Oeste, hay que restar una hora. Es justo y curioso de destacar , que la distancia que separa cada huso horario,  es irregular adaptándose a las fronteras de cada país. Así, los países dentro de un mismo huso (frontera) comparten el mismo horario entre si.

De esta manera podemos apreciar, que un calendario, no es más que un sistema de medida “artificial” del tiempo, establecido por las necesidades de una sociedad civil, en base siempre, a los intereses de un comercio o economía  (transportes, comunicaciones..) lo cual produce una riqueza controlada, siempre por los mismos.

Tratemos entonces, de ser simplemente conscientes de esta realidad. Así  veremos que ésta, es otra evidencia más,  de encontrarnos “desvinculados” de los ritmos biológicos del universo al que pertenecemos.

Si tratamos de interiorizarnos, conocernos, meditando sin ritmos biologicos realescada paso de nuestra vida, cada causa y efecto que producimos a nuestro entorno, confiando siempre en “el proceso de la vida”, no cave duda que la seguridad de seguir en el camino correcto, llegara a nuestra intuición Estar en nuestro centrocomo una evidente certeza, no habrá dudas, Porque simplemente, empezaremos a conocernos y a conocer en consecuencia todo lo que nos rodea, como partes integrantes de un universo justo e inteligente. Tomando conciencia real, de como funciona este loco teatro de la vida, de sus 7 leyes, implícitas en la ineludible naturaleza, avanzando así sin dudas y con una amplia sonrisa, por que ya no habrá cabida para el drama, porque “sabremos” que somos uno, con el universo.